Centro de Psicología en Valencia

Son muchas las causas que nos pueden llevar a solicitar ayuda profesional. En Noa contamos con un equipo de profesionales especializados y con amplia experiencia en diferentes tipos de trastornos y problemas psicológicos. Te ayudarán a abordar los diferentes problemas que se nos puedan manifestar en la vida cotidiana, ayudando a conocerse mejor uno mismo y aprendiendo a gestionar el malestar emocional con herramientas adecuadas para llegar a tener una vida plena.

Para ello, es fundamental hacer un buen diagnóstico y personalizar el tratamiento con las técnicas apropiadas para cada perfil de persona.

¿Qué trastornos tratamos?

Depresión

La depresión es un trastorno que pertenece al grupo de trastornos depresivos. Se caracteriza por influir en la vida diaria de las personas que lo padecen.

AYUDA

Ansiedad

Sentir ansiedad de modo ocasional es una parte normal de la vida diaria, puesto que es una respuesta adaptativa del ser humano que aparece en situaciones en las que nos sentimos amenazados.

AYUDA

Insomio

A diario paramos malas noches o debido a diversos problemas que nos pueden ocasionar problemas en la conciliación del sueño.

AYUDA

Duelo

A lo largo de nuestra vida nos vamos a ir enfrentando a diferentes pérdidas que conlleva a enfrentarse a un proceso de duelo.

AYUDA

Miedos/Fobias

Las fobias son un trastorno de ansiedad que constituyen un miedo excesivo e irracional ante ciertos objetos o situaciones que disparan una respuesta inmediata de miedo.

AYUDA

Manejo del estrés

El estrés es una reacción natural de nuestro organismo cuya finalidad es la adaptación a las demandas del entorno. Para poder enfrentarnos con éxito a las demandas del día a día nuestro cuerpo moviliza una serie de recursos, tanto a nivel mental, como físico y conductual.

AYUDA

Terapia de pareja

Los problemas de pareja pueden aparecer en cualquier relación y por ello es importante buscar ayuda profesional si de forma individual no se llega a encontrar soluciones.

AYUDA

NO-A: equipo de psicólogos especializados en trastornos y problemas psicológicos

Son muchos los factores que pueden detonar una adicción. El entorno social o el familiar, maltrato o abuso en la infancia o adolescencia, padecer negligencia, provenir de una familia disfuncional… Pero también hay otros factores, como los problemas de pareja, la depresión, la soledad, el miedo, presiones escolares o laborales, un duelo personal… En cualquier de esos casos u otros más, debes saber que no estás solo al afrontar tu adicción.

En NO-A contamos con psicólogos profesionales que te ofrecerán un trato humano, cercano y profesional. Van a escucharte y a planificar un tratamiento personalizado acorde a tu situación en particular. Para dejar atrás una adicción, es importante reconocerla como tal, pero el siguiente paso es pedir ayuda profesional. Permite que nuestro equipo de psicólogos te ofrezca toda su ayuda, experiencia, conocimiento y comprensión en el tratamiento de adicciones, trastornos y problemas psicológicos.

¿Qué son los trastornos psicológicos?

Un trastorno psicológico o trastorno mental, es un patrón de síntomas de comportamiento o psicológicos que sufre alguien y que afectan diferentes aspectos de su vida. Pero también producen malestar emocional, alteración del estado cognitivo o del comportamiento, y esto refleja una disfunción en diversos procesos (del desarrollo, biológicos, psicológicos).

Se asocian a un cierto grado de estrés o discapacidad laboral, social o de otros aspectos en la vida de la persona afectada. Se presentan sentimientos de angustia, deterioro, así como de reacciones no esperadas ante un determinado evento; y se manifiesta de diversas formas, según quien lo padezca.

¿Cuáles son los trastornos más comunes?

Fobias: existe un miedo irracional e incontrolable hacia algo, un estímulo, objeto, animal, contexto, etc., dejando incapacitante a la persona.

Esquizofrenia: hay una alteración en la interpretación de la realidad, de forma diferente o patológica al resto de los demás. Se presentan conductas desordenadas, pensamientos, delirios o alucinaciones incapacitantes y que deterioran a la persona.

Trastorno de ansiedad generalizada: en donde hay tensión, preocupaciones recurrentes y alteraciones fisiológicas, hay demasiada ansiedad y dura mucho tiempo.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad: el TDAH suele afectar a niños y jóvenes, en donde presentan comportamientos impulsivos, falta de atención e hiperactividad.

Trastorno del espectro autista: en el TEA se presentan trastornos del neurodesarrollo y los síntomas son variados en cada individuo. Sin embargo, suelen presentar problemas con la interacción social y dificultades para comunicarse, de comportamiento, etc.

Trastornos alimentarios: se presentan hábitos alimenticios anormales como trastorno por atracón (comer de forma impulsiva mucha comida en poco tiempo). Pero también anorexia nerviosa (restricción excesiva de alimentos), bulimia nerviosa (expulsión de comida después del atracón). En el caso de la pica, la persona afectada come de todo compulsivamente todo el día.

Trastorno de pánico: se refiere a la experimentación de episodios de miedo intenso y malestar de forma repentina y sin previo aviso. Puede haber desde vértigo, malestar abdominal, dolor del pecho y la sensación de enloquecer o morir.

Trastorno de la personalidad: son diversos trastornos en donde hay patrones de conducta inadaptativa duraderos, cognitivos e internos, alejados del contexto social y cultural. Entre ellos está el trastorno dependiente, obsesivo-compulsivo, esquizoide, antisocial, histriónico, narcisista, etc.

Depresión: lamentablemente, es uno de los trastornos más comunes, pero altamente tratable, ya sea con terapia psicológica o farmacológica. Hay sentimientos de tristeza y ánimo deprimido, falta de interés en actividades otrora placenteras, falta de energía, fatiga, culpa, baja autoestima y valoración.

Trastorno bipolar: la persona afectada sufre diversos cambios extremos de humor, desde euforia y manía hasta irritabilidad, tristeza o depresión severa.

¿Qué puede diagnosticar un psicólogo especializado en trastornos?

El especialista de la salud dedicado a ello es el psicólogo clínico, ya que diagnostica y trata trastornos mentales cuando se requiere la actuación de otros profesionales. Entre los diversos tipos de trastornos que diagnostica el psicólogo están: la depresión, el trastorno bipolar, la ansiedad, el trastorno obsesivo-compulsivo, etc.

Pero también el trastorno por estrés postraumático, el trastorno por estrés agudo, la somatización, las disfunciones sexuales y los abusos sexuales. Además de la dependencia emocional, el insomnio y trastornos del sueño, así como los trastornos de personalidad. También puede ayudar con la terapia de pareja.

Síntomas de las personas que padecen un trastorno psicológico

Como hemos visto, la variedad de trastornos psicológicos que existen es amplia, por lo que el tipo de trastorno presentado puede variar en cada persona y el tipo de trastorno que padezca. Sin embargo, algunos de los síntomas que pueden presentar quienes padecen algún trastorno psicológico, son los siguientes:

  • Tener sentimientos de tristeza o desánimo
  • Tener demasiado cansancio, falta de energía y problemas de sueño
  • Mostrar poco interés en actividades que antes le gustaban y alejarse de sus amistades
  • Mostrar cambios en el deseo sexual
  • Presentar un intenso enfado, hostilidad o violencia
  • Manifestar pensamientos suicidas
  • Mostrarse desconectado de la realidad (delirio), manifestar paranoia o alucinaciones
  • Presentar cambios importantes en sus hábitos alimentarios
  • Presentar pensamientos confusos o ser incapaces de concentrarse
  • Padecer preocupaciones intensas, miedo excesivo o una enorme culpa
  • Incapacidad para afrontar los problemas o el estrés de la vida cotidiana
  • Dificultades en comprender a otros y relacionarse con ellos
  • Problemas con el consumo de alcohol o drogas
  • Presentar cambios extremos de humor

¿Cuál es el papel del psicólogo en el tratamiento de trastornos?

Existen diferentes tipos de conflictos que pueden padecer las personas a lo largo de su vida, incluso a etapas tempranas. Es el psicólogo quien se encarga de evaluar los factores que ocasionan dichos conflictos. Esto ocurre no solo en quien no padece adicciones, sino que incluso puede ser más acentuado en una persona adicta. El psicólogo se encarga de realizar un plan terapéutico personalizado al paciente.

De esta forma no solo comprende por qué presenta determinados problemas, sino que también es el punto de partida para implementar una terapia para resolverlos. Si es necesario, requerirá de la intervención de un psiquiatra, por ejemplo, si requiriese de un tratamiento farmacológico. El psicólogo pone especial atención en cuestiones motivacionales, toma de decisiones, gestión de conflictos familiares, entre otros, para diseñar una terapia. Establecer estrategias de rehabilitación cognitiva, regulación emocional y autocontrol, son solo algunas herramientas que puede utilizar para un paciente con adicciones.

¿Por qué acudir al especialista?

Acudir al psicólogo es una de las decisiones más inteligentes y sanas que podemos realizar a favor de nuestra salud mental. Y tratándose de una adicción, hay que tener en cuenta que así como existen profesionales sanitarios que se especializan en cada órgano del cuerpo, también ocurre con la cabeza, comportamiento y las emociones. En el caso de ser adicto, es importante acudir con un psicólogo especializado en adicciones.

¿Por qué? Porque es un profesional sanitario que tiene experiencia en la sintomatología, conductas y problemas que puede presentar alguien que tiene una adicción. Entiende su malestar y su dificultad para dejar su conducta adictiva, pero también sabe cuando la persona presenta excusas para seguir consumiendo. Asimismo, establecerá el tratamiento y terapia adecuados a su problema de adicción en particular. De esta forma será posible lograr una rehabilitación menos prolongada y más enfocada, eficiente y también humana.