Adicciones

¿POR QUÉ NO PUEDO PARAR?

By 29 noviembre 2018 No Comments
adiccion-cocaina

Todos lo que padecen algún tipo de adicción se han preguntado infinidad de veces como son incapaces de parar de consumir, tomar o jugar. Esa pregunta martillea la cabeza del adicto la mañana siguiente y continua durante todo el día hasta el siguiente consumo. Una mezcla de emociones y sentimientos se mezclan en la mente del adicto. Sentimientos de culpa, vergüenza, miedo, incomprensión, frustración, incredulidad, impotencia, etc…En definitiva, SUFRIMIENTO.

El adicto no encontrará respuesta a esa pregunta, normalmente durante muchos años, hasta que un día, ya sea por iniciativa propia (las menos veces) o por el empujón y consejo de los que más le quieren, se acerca a algún recurso público o privado para iniciar un tratamiento de la adicción que padece.

En NO-A como Centro de Tratamiento de Adicciones en Valencia, entendemos la adicción como una enfermedad de origen biopsicosocial y desde ese punto de vista el adicto ha de ir adquiriendo lo que viene en llamarse conciencia de enfermedad. Escrito blanco sobre negro parece sencillo, pero no lo es. Las creencias que cada uno tenemos sobre nosotros mismos están muy arraigadas en lo más profundo de nuestro ser y el adicto las ha ido construyendo durante mucho tiempo y le costará mucho trabajo, esfuerzo y tiempo modificar.

El camino hacia la recuperación no es fácil, pero sea cual sea la droga a la que se esté esclavizado, cocaína, heroína, alcohol, cannabis, etc… o  juego patológico, nuestra misión es ir desmontando las creencias erróneas creadas y que se produzca el cambio, ese cambio interior que convertirá al adicto en la persona que realmente es y no aquella que cree ser.

Ese cambio interior pasa inexorablemente por interiorizar la enfermedad, por que el adicto sea consciente de que padece un trastorno mental que es el que le ha hecho actuar sin ningún tipo de control sobre sus impulsos, que no es el monstruo que se creía ni el tipo genial, divertido y agradable que se mostraba ante los demás, que simplemente es una persona, como las demás, con un trastorno que ha de ser tratado y vigilado para que no se apodere de nuevo de su voluntad.

Una vez se produzca el cambio, como si de un milagro se tratase, las cosas  alrededor de la persona que padece la adicción empezarán a mejorar, sin darse cuenta, y aparecerá la respuesta a la pregunta inicial, ¿por qué no podía parar?.

 

Leave a Reply

Estamos en VALENCIA (España)