Adicciones

Cómo afecta mi hogar y mi entorno mis adicciones

By 23 septiembre 2019 No Comments
Cómo afecta mi hogar y mi entorno mis adicciones

Cómo afecta mi hogar y mi entorno mis adicciones

Cómo afecta mi hogar y mi entorno mis adicciones consecuenciasLas adicciones tienen numerosas secuelas y en nuestro Centro desintoxicación Valencia lo sabemos.  En primer lugar, hay un impacto indudable en la salud. El cuerpo se somete a un hábito insano, el cual descalabra su metabolismo. Por otra parte, también hay consecuencias en el aspecto psicológico. Los adictos suelen tener problemas de concentración, además de una autoestima deteriorada. No obstante, en este post queremos hablar de la manera en que una adicción puede arruinar la vida familiar y social.

Los seres humanos se mueven en diversas dimensiones. Una de ellas es lo familiar. Las personas habitan con una familia: padres, hijos, esposos, hermanos, etc. Se trata de una red de relaciones que es necesario mantener y atender. ¿Qué pasa cuando una persona se vuelve adicta? Pues, que desatiende a su familia por dar prioridad a la manía que da origen a la adicción. Lo mismo ocurre respecto al trabajo y otros entornos donde el adicto se desenvuelve.

Podemos Ayudarte. Recupera tu Vida. ¡Contáctanos!

    Las adicciones y las relaciones sociales

    Cómo afecta mi hogar y mi entorno mis adicciones sintomasEn la mayoría de las ocasiones, los adictos no saben que tienen un problema y no entienden como dejar la droga. A lo sumo, consideran que son “incomprendidos” o que la gente exagera cuando los critican. Tal es el caso del alcohólico que dice que solo toma “ocasionalmente”. Igual, está el fumador empedernido que considera que solo consume “algunos cigarritos al día”. En dado caso, siempre es el entorno del adicto donde se percatan primero del problema.

    Muchos adictos dejan de tener vida social por dedicarse a su vicio. Por ejemplo, lo ludópatas. Se afanan en apostar o jugar olvidándose de familiares o amigos. Asimismo, están los bebedores que van solo a un bar. No les interesa hablar con nadie. Su único deseo es ingerir licor, lo cual puede hacerlo en compañía o en la más absoluta soledad. El adicto vive para su vicio. Igualmente, todo su dinero lo gasta en la adicción que lo consume.

    ¿Y qué pasa con el entorno familiar?

    Tal vez, es lo que termina más afectado. Una estadística así lo demuestra. Sucede que la mayor parte de los adictos pasa por etapas de divorcio. ¡Y el motivo de la separación es precisamente la adicción! Hay que tener en cuenta que quienes transitan por procesos adictivos  no atienden otra casa que su propio vicio. Son malos padres, hijos irreverentes, olvidan cumpleaños y fechas importantes. Por ende, se van aislando de su propio enclave de familiares.

    Incluso, llega a suceder que la propia familia rechaza al adicto. La adicción es tan incómoda, que prefieren se vaya del hogar. También, puede ocurrir que la persona con adicción se desaparezca de su casa. Tal es el caso de muchos adolescentes con problemas de drogadicción, quienes se van de la residencia paterna para consumir estupefacientes. ¡Las adicciones son una bomba de tiempo! ¡Tarde o temprano estallan en la vida familiar!

    En NO-A te ayudamos a recuperar a tu familia

    noaSomos un centro especializado en la atención de adicciones.  ¿Dónde estamos ubicados? Respuesta: en la ciudad de Valencia. No obstante, atendemos a personas de toda España. Tenemos servicio de internado. Igualmente; a médicos, terapeutas y psiquiatras entrenados para ayuda a los adictos. Son profesionales que podrán auxiliarte si tienes una manía o vicio que no te deja vivir a plenitud.

    En los tratamientos contra adicciones en NOA nos interesa lograr una recuperación completa del adicto. ¿Qué significa esto? Pues, que nos esmeramos en que la persona reingrese a su vida laboral, social y sobre todo familiar. ¡Esa es nuestra misión! No basta con dejar el hábito compulsivo, también es necesario que el adicto tenga una vida normal. Si esto no sucede, corre el peligro de recaer.

    Leave a Reply

    Estamos en VALENCIA (España)