Adicciones

JUGARSE LA VIDA

By 30 noviembre 2018 No Comments

Las apuestas y los juegos de azar han existido desde hace siglos.

Desde su regulación en junio de 2012, el juego online no ha dejado de aumentar en España hasta el punto de que sólo las tragaperras le hacen sombra a la hora de crear nuevos ludópatas. Pokerstars, 888, Betfair, Btwin, Codere, Pastón… y así hasta mas de 140 empresas de juego online y apuestas deportivas operan en España .Cada vez se apuesta más dinero, cada vez juega más gente y cada vez las casas de apuestas gastan más en publicidad. En junio de 2012 -primer mes con datos disponibles- se apostaron casi 272 millones en Internet. En marzo de este año fueron casi 924 los millones apostados de manera online.

Anonimato, accesibilidad, apuesta pequeña, poco control… el juego online tiene un potencial muy adictivo”

La publicidad para el juego presencial está prohibida en España. Las casas de apuestas y de póker online, sin embargo, sí pueden hacer anuncios en nuestro país. Quienes anuncian las apuestas, además, suelen ser  personas con mucho éxito entre los jóvenes: Rafa Nadal y los futbolistas Cristiano Ronaldo y Neymar entre otros anuncian webs de póker. La lista es larga.

 

 

 

La legislación española ha reconocido el efecto que tiene esta publicidad en los menores y prohíbe que se anuncien en horario infantil para protegerlos, sin embargo, excluye los eventos deportivos en directo. De esta manera y gracias a esta excepción, las casas de apuestas pueden anunciarse en pleno horario infantil a pesar de reconocer en su código de autoregulación que deben proteger a los menores. A esa excepción en la normativa se la conoce en el sector como la “Ley Florentino”, en alusión a las presiones que hizo el presidente del Madrid para así poder llevar una casa de apuestas en su camiseta.

La llegada de la red ha traído a un nuevo tipo de ludópata. La mayoría son hombres, tienen estudios, un buen trabajo y cada vez son más jóvenes. Hasta hace poco los jugadores empezaban de media a los 28 años a apostar. Ahora esa media está ya en los 18 años, según aseguran varios de los expertos consultados. Pero la realidad es que en algunos estudios los menores comienzan a apostar a la edad de 14 años.

El descontrol progresivo y los gastos desmesurados de dinero llevan a problemas económicos y familiares severos y a mucho estrés psicológico a la persona adicta. Esto causa depresión y ansiedad que muchas veces ponen en peligro la vida del adicto y sus familias.

Para los ludópatas una apuesta es demasiado y mil no son suficientes.

Desde NO-A como Centro de Tratamiento de Adicciones queremos decirle a aquellos que perdieron el control en algún momento de su vida y llegaron hasta este diminuto lugar cansados de mentir, sentirse culpables, vacíos: con un infierno dentro sin poder apagar, que ya han terminado de sufrir, que con ayuda se sale y que nos ofrecemos para ayudarles y asesorarles en su tratamiento. Date una oportunidad, el cambio es posible.

Leave a Reply

Estamos en VALENCIA (España)