Adicciones

¿Cómo reconocer la adicción a los videojuegos?

By 22 junio 2022 No Comments
¿Cómo reconocer la adicción a los videojuegos?

La adicción a los videojuegos suele afectar a la población de menos edad: niños, adolescentes y jóvenes. Es una población que suele entretenerse con dispositivos electrónicos. Muchas veces, se obsesionan con estos juegos y no pueden dejarlos. ¡Un verdadero problema! Y con la contingencia sanitaria, se convirtió en la actividad de ocio más extendida, incluso en adultos. Incluso para ciertos padres, que su hijo sea adicto a los videojuegos les tranquiliza, porque piensan que les aleja de las drogas u otras adicciones. Sin embargo, es una manía que se asocia a la ludopatía, que es la obsesión por los juegos de diversa índole.

Lo que inicia como una diversión, se pervierte en comportamiento compulsivo. Es una obsesión por jugar, lograr nuevos niveles, mejorar puntuaciones, etc. El resultado es la inversión de un gran número de horas, descuidando otras actividades y en detrimento de la persona. Además, la adicción a los videojuegos no es exclusivo de los menores de edad, sino de personas adultas que padecieron esta adicción en su adolescencia… y de nuevo, recaen.

¿Es malo ser adicto a los videojuegos?

Cuando hablamos de adicción a los videojuegos nos referimos a la necesidad imperiosa e incontrolable de jugar de manera compulsiva y por muchas horas. Quien es adicto a los videojuegos, al igual que con otras adicciones, difícilmente reconocerá su adicción. Este problema afecta más a los hombres, pero también a las mujeres. 

Los videojuegos no son recientes, hace décadas que existen, pero no habían alcanzado un nivel de popularidad ni la magnitud de hoy en día. Esto se debe a su mejora tecnológica, así como el ámbito gamer, una industria millonaria con millones de seguidores y que crece cada vez más por sus eventos presenciales. Muchos aficionados imaginan y sueñan con convertirse en gamers profesionales y justifican así su adicción a los videojuegos.

Síntomas de la adicción a los videojuegos

La adicción a los videojuegos tiene muchas implicaciones negativas. De hecho, es una práctica que suscita daños psicológicos, físicos y emocionales. Veamos los síntomas de esta peculiar adicción:

  • Descuido de las tareas y vida escolar: los niños y adolescentes se desentienden de todo a cambio de pasar largas jornadas con los videojuegos.
  • Dejar de dormir: con tal de jugar.
  • Afectación en la capacidad de socializar: los videojuegos no implican interacción directa, como sí sucede con entretenimientos de otra índole.
  • Afectación ocular: los ojos se ven afectados, muchas veces enrojecidos por exposición a las pantallas y monitores.
  • Pérdida total de la noción del tiempo: no saber si es de día, de noche o la hora.
  • Descuido de la persona: la alimentación, ejercicio físico y el aseo personal.
  • Afectaciones físicas: dolores en las articulaciones de las manos y brazos.
  • Presentar episodios de ira: cuando se frustra al perder una partida, porque no le dejan jugar, etc.

Todo lo anterior configura un cuadro de trastornos para la salud. Además, se trata de un perjuicio integral. Se afecta la salud corporal, la habilidad para interactuar con otras personas y hay afectaciones psicológicas.

Consecuencias de este vicio por los videojuegos

Aunque causa menor daño que otro tipo de adicciones, la adicción a los videojuegos no es tan inofensiva como parece. Existen consecuencias que afectan tanto al adicto a los videojuegos como a quienes lo rodean. Hay casos extremos de negligencia en gamers en que han dañado a otros, incluso a provocar la muerte por inanición de un bebé debido a la desatención. Estas son algunas consecuencias:

Consecuencias emocionales

El adicto a los videojuegos es más susceptible a padecer enojo, depresión, soledad, fobia social, incluso vergüenza por el tiempo que se la pasa jugando. Tienen baja tolerancia a la frustración y se les dificulta gestionar sus sentimientos. Suelen presentar un sentimiento de superioridad y se aferran a la retroalimentación que ofrece cada nuevo nivel al que ascienden jugando.

Consecuencias familiares

La adicción a los videojuegos suele acentuar o derivar en problemas familiares. El adicto a los videojuegos se vale del juego para evadirse y no resolver situaciones determinadas. Esto puede llevarlo a la agresividad (física o verbal), sobre todo cuando otro miembro le señala su adicción.

Consecuencias monetarias

Esto aplica más en adultos y adolescentes, ya que pueden gastar demasiado en su adicción a los videojuegos (ordenadores y consolas de elevado precio, etc.). En las personas que trabajan, descuidan su empleo, son despedidos o buscan opciones de medio tiempo para seguir con su adicción. 

Consecuencias de interacción social

El adicto a los videojuegos ya no tiene vida social ni interactúa -en persona- con casi nadie, solo con sus “amigos” gamers. Esto lleva a la depresión y a la soledad. 

Consecuencias de salud

Como mencionamos antes, el desvelo, descuido personal, baja actividad física, mala alimentación, cobran factura en la salud. Los niños son más propensos a la obesidad. También presentan torpeza motora debido a la escasez de actividad física y por la mala postura de jugar por horas, además de que parecen tener la mente en blanco y tardan en reaccionar. 

¿Cómo tratar la obsesión por los videojuegos?

Hay varias opciones para superar esta adicción. Lo primero es mostrar que existen otras fuentes de entretenimiento. Por ejemplo, los deportes o juegos de mesa. También, limitar la compra y horas de uso de consolas y videojuegos.

Igualmente, se recomienda hacer un tratamiento conductual. Hacer que quien padece la adicción aprenda nuevos hábitos. De este modo, los videojuegos pasan a sustituirse por otras costumbres y pasatiempos. En casos extremos, se dan premios cuando el adicto deja de usar los videojuegos por periodos largos de tiempo.

Un dato importante es la socialización. Los adictos a este tipo de prácticas suelen ser personas solitarias. Al no poder interactuar con alguien más, les resulta fácil pasar el rato con estos juegos. ¡Es necesario salir de esta circunstancia para superar esta adicción!

 

Te ayudamos a superar la adicción por los juegos de video

En NO-A te ofrecemos apoyo profesional. Estamos en la ciudad de Valencia. Somos un centro especializado en el tratamiento de toda clase de adicciones. Por eso, te aseguramos que contamos con tratamientos para abandonar el vicio de los videojuegos. Hay que poner atención si la persona pasa más de 4 horas al día jugando sin hacer otras actividades o presenta los signos físicos antes descritos.

La adicción a los videojuegos puede causar muchos inconvenientes. Es mejor detenerla antes de que se convierta en un problema mayúsculo. Con nuestra asesoría y apoyo profesional, este vicio se puede superar.

¡Contáctanos ahora mismo rellenando el formulario o llamando por teléfono!

    Leave a Reply

    Estamos en VALENCIA (España)