Adicciones

Adicción al Popper

By 14 abril 2021 No Comments
adicción al popper

La adicción al Popper cada día va sumando más personas en todo el mundo. Se trata de una droga muy estimulante y vasodilatadora. Su modo de consumo es inhalante, siendo conocida como una sustancia que genera un fuerte estímulo sexual. Desafortunadamente, ha ganado mucha popularidad con esta última característica.

¿Qué es el Popper?

Muchos consideran que la adicción al Popper es algo poco nocivo. ¡Pero no es cierto! Esta droga es un inhalante resultante de la mezcla de nitrato de amilo e isobutilo. Suele inhalarse en pequeños botes de unos 10 ml a 30 ml. Incluso, se han llegado confeccionar ampollas que son de comercialización ilegal.

Sus orígenes datan del año 1857, cuando estas sustancias eran usadas para tratar a pacientes con antena de techo. No obstante, resultó ser un tratamiento inestable. Además, también se había empleado en cuestiones tan dispares como la fabricación de perfumes.

Ocurre que es un inhalante que genera una reacción inmediata. Igualmente, suele implementar el deseo sexual. Además, de poseer todas las otras características de drogas similares.

Los efectos inmediatos del Popper en las personas

La adicción al Popper es muy frecuente entre personas que inician o mantienen una actividad sexual. Suele ser de acción rápida y efímera. Por eso, en la mayoría de casos, la adicción se desencadena casi de inmediato: la gente tiene la necesidad de incrementar las cantidades debido a sus efectos que se difuminan en poco tiempo. 

Ocurre que el Popper es un depresor del sistema nervioso. Entre sus efectos en quienes lo consumen tenemos:

  • Provoca un incremento sustancial de la libido.
  • Es un vasodilatador, que tiene secuelas en el ritmo y fluido cardiaco.
  • Aumenta notablemente la oxigenación en la sangre, por lo que causa una repentina sensación de energía.
  • Se detecta quienes lo consumen, ya que padecen de una congestión y enrojecimiento de la cara y cuello.

Vale decirse que los anteriores son los efectos «beneficiosos». Las secuelas negativas no tardan en aparecer, siendo algunas las siguientes:

  • Dolores intensos de cabeza.
  • Mareos.
  • Taquicardias muy fuertes.
  • Problemas para controlar esfínteres.
  • La persona empieza a demostrar un comportamiento agresivo.

Tal vez, el principal problema de la adicción al Popper sea su síndrome de abstinencia. La persona necesita consumir cada vez más esta sustancia para sentirse bien y activar el deseo sexual. Sin duda, es un problema que se incrementa con el tiempo y del cual cuesta mucho salir adelante. 

En NOA podemos ayudarte a superar cualquier problema de adicción al Popper

Somos un centro contra las adicciones cuya sede está en la localidad de Valencia. Contamos con excelentes profesionales para atender asuntos de adicción: médicos, psicólogos y terapeutas. También contamos con instalaciones para internar a las personas y alejarlas del ambiente que desencadena su adicción.

La adicción al Popper puede ser compleja. Se genera una dura dependencia a esta sustancia, ya que genera sensaciones muy placenteras. Por eso, el cerebro y el metabolismo tienden a asociar su consumo como algo que se tiende a repetir. Justamente, ahí está el asunto por el cual se convierte en una adicción compleja.

No permitas que una adicción controle tu vida. En NOA aprenderás a tener control. Podrás abandonar la adicción al Popper sin inconvenientes. Somos un centro de tratamiento contra adicciones con una excelente reputación. ¡Contáctanos ahora mismo!

Leave a Reply

Estamos en VALENCIA (España)